Sobre la dimisión de un concejal del PNV en Trapagaran.

IMSS-corrupcionLuis Miguel Macias concejal del PNV de nuestro pueblo dimitió en el pleno del pasado martes argumentando que su renuncia responde al cierre de un ciclo personal. Sin embargo la dimisión viene tras haber sido denunciado y encontrarse investigado en varios casos de corrupción y transvase de dinero público a manos privadas dentro de la trama de empresas que rodea al PNV.

La primera denuncia fue la concerniente a las subvenciones que se dieron para el desarrollo del coche eléctrico HIRIKO. Un proyecto que nunca se llevó a cabo y de la que era partícipe la empresa Denokinn del que Macias es directivo. Una subvención millonaria (17 millones de euros) a un proyecto que no se materializó y que mayoritariamente llegó del gobierno central a cambio del apoyo presupuestario del PNV a las cuentas de Zapatero entre 2010 y 2011.

La segunda denuncia ha llegado este mismo mes al encontrarse dentro de las 27 personas investigadas sobre el fraude en la construcción de la fallida planta de purines de Karrantza cuando Macias estaba de vice-consejero en el departamento de Agricultura del Gobierno Vasco. Una planta que trajo la desaparición de 10 millones de euros de dinero público y el fracaso del proyecto.

Gestión PNV: cuando se hace de la política el servicio de las élites y las redes clientelares.

Los dos ejemplos de transvase de dinero público a manos privadas que no son excepcionales, sino mas bien consecuencia de un modelo de gestión y de hacer política habitual que han venido practicando los partidos defensores del status quo” establecido durante las últimas décadas.

nos-sobran-ladronesEn este sentido Araba, Bizkaia y Gipuzkoa no son excepción, al igual que los múltiples casos de corrupción que conocemos en el estado, casos como el de Pinósolo en Leioa, los txokos clandestinos de los jeltzales en Lemoa, así como los citados casos de los purines de Karrantza o el coche HIRIKO son muestras de una misma forma de funcionar. Una gobernaza de unos partidos cuyo único objeto ha sido el de lucrarse y favorecer sus redes clientelares así como el de las élites empresariales de cada territorio, que en el caso de Euskadi ha sido aplicado por el PNV. Una forma de gestión basada fundamentalmente en:

(1) Hacer política al servicio de las empresas satélites: Durante las últimas décadas se han organizado entorno a las administraciones toda una red de empresas satélites que mediante servicios, construcción u otro tipo de actividades gestionan miles de millones de dinero público al año. Empresas que como en nuestro ayuntamiento se les asignan a dedo contratos menores de 60.000euros, con gente elegida a dedo, influencias y toda una red de mercadeo administracional.

(2) Hacer de la política el “modus vivendi” de una casta. Tanto PP, PSOE pero tambien aquí el PNV y UPN se han dotado de cuadros y dirigentes que perpetúan sus puestos en diferentes administraciones. Alcaldes con sueldos y dietas escandalosos, liberados, las puertas giratorias que hacen que gente de altos cargos del partido como Josu Jon Imaz o Xabier Sagredo pasen a ocupar puestos en las directivas de Petronor o BBK-Kutxabank.

(3) Hacer politica como modelo para proteger los intereses de las clases opulentes. Aplicando políticas de austeridad y recortes también en Euskal Herria que se ceban con las clases populares mientras que protegen los intereses de la banca y grandes empresarios. Aplicando planes de urbanismo especulativos dirigidos a proteger el negocio de las constructoras mientras que promueven leyes de vivienda que no garantizan el derecho de las personas a la misma. Aplicando tasas e impuestos no progresivos sobre la ciudadanía mientras que proponen exenciones fiscales a las grandes empresas del país. Aprobando leyes que protegen y perpetúan a los oligopolios energéticos y el saqueo sobre los consumidores mientras que sancionan la producción de energias renobables y la creación de nuevas iniciativas energéticas democratizadoras son claros ejemplos de estas políticas.

(4) Hacer política como modelo de generar dependencia y sometimiento de las clases populares mayoritarias. Mediante un modelo de democracia cerrado y totalmente delegacionista. Sin contar con la participación de la ciudadanía, e impidiendo dotar de las mínimas herramientas para la decisión y actuación en su entorno mas cercano. Además de potenciar una economía totalmente supeditada a las contratas en caso de los servicios públicos y las multinacionales en lo que respecta a la industria y el sector terciario.

Todo ello para intentar impedir por todos los medios la emancipación de la ciudadanía y garantizar la perpetuación de los privilegios de las élites y los suyos propios en el poder.

Otro modelo es posible pero sobre todo es necesario.

Ante todo esto es mas necesaria que nunca una revolución democrática, un cambio de modelo donde la política y la decisión vuelva a las manos de la ciudadanía. Un modelo de la mayoría, de las personas que trabajamos y estamos en la calle. Un modelo que sirva para solucionar nuestros problemas inmediatos y no para proteger los intereses de unas minorías elitistas. Queremos un modelo:

(1) Que dote de recursos a la ciudadanía para la solución de nuestros problemas. Para ello necesitamos desarrollar modelos de participación y gobernanza directa. Crear una nueva cultura política ciudadana de organización, del no delegacionismo y participación. Para ello será necesario enseñar como funciona el ayuntamiento, sus mecanismos, procedimientos, facilitarlos y acercarlos a los vecinos, barrios y calles.

(2) Que sea transparente y con resortes de control ciudadano. Queremos ayuntamientos con auditorias ciudadanas sobre sus gastos y los proyetos presupuestados. Ayuntamientos con las cuentas desglosadas, claras y públicas y con garantías.

(3) Que Revierta la riqueza que generen nuestras necesidades y actividades en el pueblo para avanzar hacia una economía local de los y las trabajadoras. Apostar por construir una economia pueblo y comarca partiendo como sector estratégico del sector de los servicios públicos.

(4) Que defienda el interes real de las gentes de la calle mayorítarias. Realizándose políticas de vivienda que garanticen el acceso a la misma, políticas energeticas sostenibles y democratizadoras, politicas comerciales que fortalezcan el tejido local….

(5) Que fortalezca lo comunitario frente a lo individual. Dotando de información, decisión y potenciando nuevas formas de organización a los vecinos en los barrios y en las calles, bajo la idea de que frente a unas élites que tratan de utilizar la democracia para construir sus redes clientelares debemos construir un pueblo entre todos y todas para dar respuesta a nuestras necesidades inmediatas y poder vivir mejor.

La lucha de ideas y la confrontanción de modelos esta en el ayuntamiento, en cada pleno o comisión, pero también en la calle, en cada movilización, en cada iniciativa vecinal, cultural o colectiva. Actuemos, el cambio hacia una sociedad mas solidaria, horizontal, democrática, libre y mejor, lo construiremos entre todos, lo construiremos entre todas.

TRAPAGARAN BERRIA ERAIKI DEZAGUN! azpitik, kaletik… egunez egun.

Leave a Reply

Your email address will not be published.