El caserio Aiestaran, las medias verdades y la falta de transparencia

Aiestaran baserriaLas pasadas semanas el caserío Aiestaran ha estado presente en los medios de comunicación y en las redes sociales. El pleno de diciembre fue el detonante. El PNV, por medio de su portavoz, ha acusado a la oposición de paralizar una partida de 250.000 euros para la rehabilitación del edificio histórico por, según explicó, infundadas razones de falta de información. El alcalde, en Facebook, ha respaldado dichas declaraciones y nos pide que “recapacitemos”. Ambos mienten. O, tal vez, dormitan en los plenos.

En cualquier caso, la postura de EHBildu, a favor de la rehabilitación y conservación del edificio, así como de su uso social, no es nueva. Durante nuestra intervención en el pleno de diciembre, dejamos claro que:

1.Consideramos necesaria y urgente la rehabilitación del caserío Aiestaran. Por esa razón, hemos solicitado garantías de que la partida que se destine a esas labores sea utilizada para dicha rehabilitación y para nada más. En la normativa municipal, si no se señala lo contrario, el equipo de gobierno puede mover el dinero de un área a otra sin control del Pleno. Curiosamente, el PNV no responde a nuestra solicitud.

2.Estamos elaborando un proyecto alternativo para integrar y cohesionar los distintos equipamientos culturales del municipio, abriendo la puerta a la participación popular. Nuestra postura es flexible, abierta a nuevos planteamientos. Pero no a imposiciones. Por esa razón, en el pleno de diciembre, en vez de votar la propuesta del PNV, planteamos la necesidad de devolver el proyecto inicial a la Comisión de Urbanismo, de manera que pueda ser debatida entre todos los grupos municipales. Nuestra propuesta resultó aprobada por mayoría.

En el pleno de diciembre también hablamos de falta de información. Pero en ningún momento relacionada con la rehabilitación del caserío Aiestaran, sino en relación a las facturas municipales sin abonar. Un tema completamente diferente que el PNV ha intentado esquivar. Un debate que comienza en la comisión de Hacienda de noviembre, con una petición de 250.000 euros por parte del equipo de gobierno para “facturas pendientes” sin detallar. Pese a los constantes requerimientos que hemos realizado, a fecha de hoy aún desconocemos cuál es la cantidad total que debe el Consistorio, ni para qué necesitan un dinero que pertenece a los y las ciudadanas.

En EHBildu defendemos la transparencia como base de la labor municipal. Porque estamos hablando del dinero de todos y todas, en una época de crisis en la que, más que nunca, es imprescindible justificar cada euro que se gaste. Es en relación a este punto, las facturas municipales sin pagar, que hemos denunciado, en numerosas ocasiones además, la falta de transparencia del equipo de gobierno. Una falta de transparencia que, además de no subsanar, visten de medias verdades para jugar al victimismo más populista.

Mientras tanto, nosotras seguimos trabajando, en la calle y en el ayuntamiento, con la gente, codo con codo, para conseguir, no sólo rehabilitar el caserío Aiestaran, sino también para construir, entre todos y todas, un pueblo más vivo, más social y más justo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.